Nací en Maracay, edo. Aragua, Venezuela bajo el signo de Aries y ascendente Piscis, el alfa y el omega de la rueda zodiacal, en la madrugada del 31 de marzo de 1970. Desde siempre se practicó astrología en mi hogar, se trató como una ciencia exacta enseñándome que somos seres espirituales con una experiencia material. Estudié ingeniería de sistemas dejando la carrera inconclusa al dedicarme de lleno al comercio exterior. Paralelamente continué mis estudios de astrología especializándome los últimos años con mi maestro y amigo Tito Maciá, el cual junto al grupo de astrólogos de la Escuela de Traductores de Sirventa, tradujo en los años noventa entre otros tres maravillosos tratados de astrología medieval: el “Libro Conplido” de Ali Ben Ragel, el “Libro de los Juicios de las estrellas” de Abraham Ben Ezra y el “Tratado breve de las influencias del cielo” de Abraham Zacuto. A través de Ali Ben Ragel, su legado y las enseñanzas de Tito Maciá conozco la técnica de los atacires, la cual me ha seducido por completo, ya que es perfecta en su funcionamiento.

He estudiado Numerología y Gemoastrología las cuales son técnicas para ser artífices de nuestro propio destino.  Son múlitples los cursos, congresos y encuentros en diversas disciplinas del desarrollo humano que me han formado hasta el día de hoy entendiendo que la astrología es un ciencia exacta que da la hora en el momento justo si sabemos darle cuerda debida al reloj y que es un arte al momento de interpretar el mensaje del cielo.

Que las estrellas nos guíen.